Productos íntimos en cosmética natural

productos íntimos_portada

En la formulación de cosmética natural, una de las categorías que podemos explorar es la de los productos íntimos. Antes de diseñar el producto, debemos conocer las particularidades de los productos destinados a esta zona del cuerpo.

En el mercado existen muchos productos específicos, pero muchos de ellos sirven para tratar patologías y no para el cuidado diario. Entonces, ¿Qué podemos hacer desde la cosmética natural?

La definición europea de cosméticos (R1223/2009) nos indica que los productos que se aplican sobre los genitales externos con la función de limpiar y mantener en buen estado, son cosméticos. Por tanto tenemos múltiples productos que podemos formular.

Características de la zona íntima femenina

La zona íntima femenina es muy delicada y compleja. Tiene necesidades de cuidado diario especiales que muy a menudo olvidamos, sin prestar especial atención a los productos cosméticos que utilizamos pero tampoco a su estado general o necesidades.

Anatómicamente, la zona íntima va desde el pubis hasta el ano y contiene los labios mayores y menores, el sistema clitórico, el orificio externo de la uretra y el orificio de la vagina y la zona del perineo.

La zona íntima tiene unas necesidades muy específicas derivadas de su complejidad y funciones. Se trata de una zona con un microbioma específico, compuesto principalmente por Lactobacillus, que colaboran activamente en el mantenimiento de la zona en buen estado. Este microbioma esta en relación simbiótica con nosotras y aporta las condiciones de microambiente óptimas para que la zona íntima se mantenga en buen estado. Desequilibrios en el microbioma pueden desencadenar problemas como la sequedad, el picor o favorecer la aparición de patologías como las infecciones por cándida y otras oportunistas.

La zona íntima tiene unas necesidades muy específicas derivadas de su complejidad y funciones. Clic para tuitear

Es preciso tener en cuenta que su pH es más bajo que el del resto del cuerpo, alrededor de 4. Esto es importante cuando nos pongamos a desarrollar productos íntimos en cosmética natural. En nuestro curso de introducción a la formulación de cosmética natural para la piel hablamos sobre pH y cómo medirlo en nuestros productos.

Por otro lado, la piel de esta zona no es homogénea: los labios mayores son similares a las axilas con folículos pilosos, glándulas sebáceas, apocrinas y ecrinas; sin embargo los labios menores, el sistema clitórico y los orificios uretral y vaginal son mucosas, que van cambiando gradualmente desde mucosas de transición (como la de los labios) hasta mucosa auténtica.

El estrés, puntual o diario, malos hábitos e higiene íntima (por defecto o por exceso), tratamiento con algunos fármacos como los antibióticos e incluso el propio ciclo hormonal tienen efectos sobre este delicado equilibrio y pueden dar lugar a las situaciones que hemos comentado. Un buen cuidado diario es por tanto fundamental para mantener la salud y el buen funcionamiento de la zona íntima femenina.

productos íntimos II

Geles y limpiadores para la zona íntima

Podemos formular gran variedad de productos íntimos en cosmética natural que respeten las condiciones especiales de esta zona. Los más habituales son los limpiadores con aclarado, pensados para la higiene diaria.

Éstos, pueden ser de uso general o adaptados a cada etapa de la vida de la mujer: adolescencia, embarazo, menopausia, periodo menstrual,…

A la hora de formularlos prestaremos especial atención a los tensioactivos, eligiendo aquellos que sean suaves y respeten la función barrera de la piel. También aquellos que sean recomendables para el uso sobre mucosas. La formación de espuma no es un parámetro importante, pero puede ayudar a que se utilice una menor cantidad de producto (y por tanto se altere menos el equilibrio de la zona).

A la hora de formularlos cosméticos para higiene íntima prestaremos especial atención a los tensioactivos, eligiendo aquellos que sean suaves y respeten la función barrera de la piel. Clic para tuitear

El uso de aceites esenciales no es muy recomendable, a menos que ayuden a mantener bajo control a los microorganismos invasores. Sin embargo su uso se debe hacer con precaución, para evitar diezmar a los Lactobacillus.

Otro consejo en esta misma dirección es utilizar la menor cantidad posible de conservantes e incluir prebióticos. En nuestro certificado en conservación natural os damos las claves para diseñar un sistema conservante eficaz para vuestro producto cosmético.

Con la misma filosofía se pueden formular limpiadores sin aclarado, para uso fuera de casa o en zonas con poco acceso a agua. Son formulaciones tipo linimentos o aguas micelares que se retiran con un tisú o también soportes impregnados tipo toallita. Pero siempre debemos tener en cuenta que son productos de uso puntual, no para uso diario.

productos íntimos I

Hidratantes vulvares

Como hemos dicho, en la zona íntima hay piel (y pelo) que como cualquier piel hay que mantener hidratada y en buenas condiciones. En caso contrario se puede desecar y producir descamación y picor.

Como en el resto de cuerpo, utilizar productos inadecuados puede afectar a la función barrera, aumentar la TEWL (pérdida transepidérmica de agua por sus siglas en inglés) y producir sequedad y malestar.

Para evitar la sequedad y posterior descamación que puede incluso producir picor, se pueden utilizar productos en forma de emulsiones, ungüentos, pomadas o aceites.

Para formular este tipo de productos tendremos en cuenta los mismos principios que para la formulación de los limpiadores: ingredientes no irritantes, cuidado con el pH, los aceites esenciales y conservantes.

Elegiremos emolientes que restauren la función barrera. Podemos utilizar ingredientes prebióticos como la Inulina que nos ayuden a mantener el microbioma.

En la formulación de hidratantes vulvares podemos utilizar ingredientes prebióticos como la Inulina que nos ayuden a mantener el microbioma o humectantes como el ácido láctico. Clic para tuitear

También podemos aprovechar para incluir ingredientes humectantes como la glicerina o hidratantes como el ácido hialurónico o el ácido láctico. Este último es muy recomendable para formulaciones íntimas por favorecer el crecimiento de los Lactobacillus.

Aceites destinados a potenciar la elasticidad de la vulva

En los últimos años se han desarrollado múltiples trabajos en los que se relaciona el buen estado de la zona íntima en el momento del parto con la menor necesidad de realizar episotomía. Han aparecido por tanto muchos productos íntimos destinados a mejorar la elasticidad y la hidratación de la zona perineal, para prepararla de cara al momento del parto.

Se trata de productos de masaje (principalmente aceites) especialmente adaptados para ser usados en la zona íntima. Son por tanto formulaciones muy extensibles, pero con bajo nivel de absorción, de tacto muy emoliente, destinado a favorecer el masaje. Además suelen contener ingredientes como el aceite de rosa mosqueta o el extracto de centella asiática que favorecen la función de los fibroblastos y aportan elasticidad a la zona. El conocimiento de esta necesidad nos puede ayudar a desarrollar productos íntimos en cosmética natural para cubrir esta función tan específica.

Y ¿qué pasa con los productos eróticos?

Efectivamente, además de las funciones fisiológicas, la zona íntima tiene una vertiente recreativa evidente. Sin embargo hay que ir con cuidado al desarrollar productos eróticos para no caer fuera de los límites de la cosmética.

Aquellos productos que su función sea el maquillaje o modificar el aspecto, olor o sabor de la zona íntima serán cosméticos.

Los lubricantes, no lo son. Por su función es razonablemente previsible que pasen de la vulva a la vagina, que queda fuera del ámbito cosmético. Este tipo de lubricantes son Productos Sanitarios.

Aquellos productos que su función sea el maquillaje o modificar el aspecto, olor o sabor de la zona íntima serán cosméticos. Los lubricantes, no lo son. Clic para tuitear

Y para otros productos más creativos, lo importante es acudir siempre a la definición de cosméticos: zona de aplicación (vulva) y función del producto (limpiar, perfumar, modificar el aspecto o mantener en buen estado).

productos íntimos III

BONUS: Productos para las copas menstruales

Completamente fuera del ámbito cosmético, pero relacionado con la temática están las cada vez más populares copas menstruales. Estas alternativas a las tradicionales compresas son consideradas Productos Sanitarios en la UE. Sin embargo, requieren productos de cuidado, para su limpieza, desinfección, almacenado entre periodos, etcétera. Si bien estos productos tampoco son cosméticos, a la hora de formularlos debemos tener en cuenta que pueden llegar a estar en contacto con la vulva o la vagina, y por tanto se deberían diseñar pensando en ser respetuosos y ayudar a cuidar esta delicada zona.

En Mentactiva os ayudamos a resolver retos de formulación de cosmética natural. Puedes empezar por nuestro curso de introducción o si quieres ampliar conocimientos tienes un curso de formulación avanzada. En los certificados puedes profundizar en dos aspectos fundamentales: conservación y estabilidad.

Si quieres estar al día de las noticias del blog y las promociones, apúntate a la newsletter.

Bibliografía

https://www.aego.es/otra-informacion/anatomia-del-genital-femenino
https://www.barnaclinic.com/blog/womens-health/higiene-intima-femenina/