Bakuchiol: la alternativa vegetal a los retinoides

Bakuchiol_portada

El bakuchiol se ha presentado como una buena alternativa a los retinoides para combatir el fotoenvejecimiento. Por su origen vegetal, es un candidato ideal como activo en formulación de cosmética natural.

En este artículo os presentamos sus características y propiedades. Con la intención de que os sirva de inspiración para la creación de vuestros productos de cosmética natural.

¿Qué es el bakuchiol?

El bakuchiol es un meroterpeno que se encuentra principalmente en la planta leguminosa Psoralea corylifolia L. (conocida comúnmente como Babchi). Esta planta también contiene otros activos como los psoralenos, con gran interés dermatológico para tratamiento de enfermedades como la psoriasis o el vitíligo.

El bakuchiol es un meroterpeno que se encuentra principalmente en la planta leguminosa Psoralea corylifolia L. Clic para tuitear

Se ha utilizado en la medicina tradicional china y ayurvédica durante siglos. De hecho su hábitat natural se encuentra en la India. Se trata de una planta herbácea, anual. Los activos de interés cosmético, como el bakuchiol, se encuentran en las semillas y las hojas de la planta.

A pesar de su función retinol-like, su estructura química difiere de la del retinol:

Bakuchiol_fórmula

¿Para qué sirve el bakuchiol en cosmética natural?

A esta molécula se le atribuyen multitud de propiedades. Algunas de ellas se sustentan en su uso tradicional en la medicina oriental.

Desde el punto de vista cosmético nos interesan principalmente su acción antienvejecimiento y antioxidante.

El bakuchiol como activo antiedad

El bakuchiol es capaz de activar la producción de colágeno cutáneo e inhibir su degradación. El mecanismo de acción puede estar relacionado con una inhibición de la actividad de metaloproteinasas (MMP-1) y la activación de los inhibidores tisulares de metaloproteinasas (TIMP-2). Como resultado se disminuye la degradación del colágeno, directamente relacionada con signos del envejecimiento como las arrugas y la flacidez.

Las metaloproteinasas son unas enzimas que actúan degradando colágeno y otras fibras y componentes de la dermis. En la piel fotoenvejecida hay una reducción de colágeno tipo I (el más abundante de la dermis) y proteoglucanos asociados. La radiación ultravioleta B (UVB) induce la expresión de metaloproteinasas como la MMP-1, sobre la que el bakuchiol presenta actividad.

El bakuchiol es capaz de activar la producción de colágeno cutáneo e inhibir su degradación. Clic para tuitear

Además de arrugas e irregularidades en la textura de la piel, en la piel fotoenvejecida también se observan manchas. En diferentes estudios se ha visto que la aplicación de bakuchiol mejora la uniformidad del tono. Esto lo consigue interviniendo en la síntesis de melanina.

El retinol y sus derivados son los activos que han demostrado una gran eficacia antiedad. En un estudio publicado en 2019 en el British Journal Dermatology (referenciado al final del artículo) se puso de manifiesto que el bakuchiol podría ser una buena alternativa al retinol. Tiene la ventaja añadida de que es mejor tolerado por la piel (los voluntarios del ensayo declararon tener menor irritación y descamación). Además se puede usar tanto por el día como por la noche, mientras que el retinol se limita al uso nocturno. Señalar que en el estudio se compara el uso de retinol una vez al día frente al uso de bakuchiol dos veces al día.

Bakuchiol_antiedad

El bakuchiol como activo antioxidante

La acción antioxidante del bakuchiol puede ser útil para dos propósitos fundamentalmente:

  • Contribuir a su acción antiedad.
  • Mejora en el perfil lipídico de las pieles acneicas.

La acción antiedad la hemos tratado ampliamente en el apartado anterior. Como antioxidante el bakuchiol neutraliza la producción de radicales libres (ROS) que se producen sobre todo por la exposición al sol y otros factores del exposoma.

En las pieles acneicas hay presencia de escualeno oxidado. Éste favorece la inflamación e hiperquetatinización de los comedones, agravando el acné. Para compensar esta oxidación del escualeno, nuestra piel secreta más vitamina E. Este aumento de vitamina E en la piel está disminuido en la piel acneica. En un estudio publicado en 2016 en la revista Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology, se muestra que el potencial antioxidante del bakuchiol es mayor al de la vitamina E para proteger al escualeno de la oxidación. Como consecuencia, se mejoran las imperfecciones y se frena el progreso del acné.

Para el diseño de productos para pieles con tendencia acneica se podría combinar el bakuchiol con un beta hidroxiácido como el ácido salicílico. Clic para tuitear

Para el diseño de productos para pieles con tendencia acneica se podría combinar con un beta hidroxiácido como el ácido salicílico. La formulación con alfa hidroxiácidos (AHA) y beta hidroxiácidos (BHA) se trata en nuestro curso de formulación avanzada en cosmética natural.

Bakuchiol_cosméticos

¿Cómo podemos usarlo en la formulación de nuestros cosméticos?

El bakuchiol se podría usar como activo cosmético en el diseño de productos de hidratación, protección y tratamiento. Se podría usar, a priori, en todo tipo de piel. Al no presentar los problemas de tolerancia del retinol y sus derivados, podría usarse incluso en pieles secas y sensibles.

Como hemos visto en apartados anteriores, podríamos usarlo en el diseño de cosméticos con diferentes objetivos. Principalmente recurriremos a este activo con el objetivo de crear un producto antiedad o un producto para piel con imperfecciones o tendencia acneica.

En su forma comercial se presenta como un líquido viscoso amarronado. Según diferentes estudios de eficacia, el rango de dosificación para añadir a nuestra fórmula sería de 0,5 a 1,0%. Es miscible en la fase oleosa. Habría que añadirlo en la fase de enfriamiento (por debajo de 50°C) del proceso de elaboración, disuelto en una pequeña cantidad de aceite vegetal que habremos reservado. Puede ser necesario añadir un quelante a la fase acuosa, porque con la presencia de algunos iones podría formar complejos coloreados.

Según diferentes estudios de eficacia, el rango de dosificación del bakuchiol para añadir a nuestra fórmula sería de 0,5 a 1,0%. Clic para tuitear

A continuación os presentamos algunos productos del mercado con bakuchiol. No todos son 100% naturales, pero nos pueden servir para inspirarnos y crear nuestros propios productos de cosmética con alto porcentaje de ingredientes naturales.

  • Bakuchiol Serum – Serum antiedad para piel seca y sensible – Herbivore
  • Flawless Dark Spots – Serum antimanchas – Sepai
  • Sebium Global – Emulsión anti-imperfecciones purificante – Bioderma
  • Serum perfeccionador con 1% Bakuchiol – Serum antiedad – Vera & The Birds
  • Radically Rejuvenating Dual Phase Bakuchiol Serum – Serum bifásico antiedad – Acure
  • Bio Retinoid Anti-Aging Cream – Crema antiedad – REN
  • Bakuchiol Booster – Aceite antiedad – Bybi
Bakuchiol_briefing

Con estas ideas podemos empezar a definir hoy mismo nuestro nuevo producto con bakuchiol. Si quieres empezar por formular productos sencillos, te invitamos a visitar nuestro curso de introducción. Si por el contrario ya tienes algo de experiencia y quieres innovar con nuevas texturas e ingredientes más sofisticados, el curso de formulación avanzada es el tuyo.

¿Encaja el bakuchiol dentro del desarrollo de tus productos cosméticos? Experimenta con él y comparte con nosotras tus fórmulas. ¡Nos encantará ver tus avances!

Si ya eres alumno de Mentactiva, atento al Grupo Exclusivo de Alumnos de Facebook en los próximos meses. Lanzaremos una serie de retos de formulación de cosmética natural y el bakuchiol puede ser un buen candidato como activo.

Referencias bibliográficas

1. Khushboo, P. S., Jadhav, V. M., Kadam, V. J., & Sathe, N. S. (2010). Psoralea corylifolia Linn.-“Kushtanashini”. Pharmacognosy reviews, 4(7), 69–76. https://doi.org/10.4103/0973-7847.65331

2. Dhaliwal, S., Rybak, I., Ellis, S., Notay, M., Trivedi, M., Burney, W., Vaughn, A., Nguyen, M., Reiter, P., Bosanac, S., Yan, H., Foolad, N. and Sivamani, R. (2019), Prospective, randomized, double‐blind assessment of topical bakuchiol and retinol for facial photoageing. Br J Dermatol, 180: 289-296. https://doi.org/10.1111/bjd.16918

3. Bacqueville D, Maret A, Noizet M, Duprat L, Coutanceau C, Georgescu V, Bessou-Touya S, Duplan H. Efficacy of a Dermocosmetic Serum Combining Bakuchiol and Vanilla Tahitensis Extract to Prevent Skin Photoaging in vitro and to Improve Clinical Outcomes for Naturally Aged Skin. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2020;13:359-370 https://doi.org/10.2147/CCID.S235880

4. Poláková, K., Fauger, A., Sayag, M., & Jourdan, E. (2015). A dermocosmetic containing bakuchiol, Ginkgo biloba extract and mannitol improves the efficacy of adapalene in patients with acne vulgaris: result from a controlled randomized trial. Clinical, cosmetic and investigational dermatology, 8, 187–191. https://doi.org/10.2147/CCID.S81691

5. Trompezinski, S., Weber, S., Cadars, B., Larue, F., Ardiet, N., Chavagnac-Bonneville, M., Sayag, M., & Jourdan, E. (2016). Assessment of a new biological complex efficacy on dysseborrhea, inflammation, and Propionibacterium acnes proliferation. Clinical, cosmetic and investigational dermatology, 9, 233–239. https://doi.org/10.2147/CCID.S110655

6. Narda, M., Brown, A., Muscatelli-Groux, B. et al. Epidermal and Dermal Hallmarks of Photoaging are Prevented by Treatment with Night Serum Containing Melatonin, Bakuchiol, and Ascorbyl Tetraisopalmitate: In Vitro and Ex Vivo Studies. Dermatol Ther (Heidelb) 10, 191–202 (2020). https://doi.org/10.1007/s13555-019-00349-8

7. Chaudhuri, R.K. and Bojanowski, K. (2014), Bakuchiol: a retinol‐like functional compound revealed by gene expression profiling and clinically proven to have anti‐aging effects. Int J Cosmet Sci, 36: 221-230. https://doi.org/10.1111/ics.12117

8. Chaudhuri, R., & Marchio, F. (2011). Bakuchiol in the Management of Acne-affected Skin. Cosmetics and toiletries, 126.

Escrito por María José Gea