Alcohol etílico en cosmética, ¿para qué se usa? | FÓRMULA

que es alcohol etilico

Hoy os traemos un ingrediente cosmético bastante utilizado en cosmética natural. Vamos a ver de cerca el alcohol etílico o etanol, y qué usos le podemos dar en nuestras formulaciones. También veremos algunas formulaciones tipo donde se puede utilizar el alcohol etílico en cosmética.

¿Qué es el alcohol etílico?

El alcohol etílico (INCI: Alcohol) es una molécula orgánica alifática que cuenta con un grupo funcional hidroxilo. Forma parte de los denominados alcoholes, y su fórmula química es CH3-CH2-OH. Se estructura molecular es de la siguiente forma:

alcohol etílico en cosmética

Se trata de un líquido de aspecto incoloro, volátil, y que cuenta con un olor etéreo penetrante. Es una sustancia miscible en agua, en cualquier concentración. Su temperatura de ebullición es de 78.4ºC, y es muy inflamable. Habitualmente lo encontramos comercializado en una mezcla al 96%. Debido a su volatilidad, se recomienda siempre utilizarlo en procesos en frío, o bien añadiéndolo al final del proceso de elaboración del cosmético. 

El alcohol etílico (INCI: Alcohol) es una molécula orgánica alifática que cuenta con un grupo funcional hidroxilo. Se trata de un líquido de aspecto incoloro, volátil, y que cuenta con un olor etéreo penetrante. Clic para tuitear

Se obtiene por fermentación de diferentes productos como la uva, el maíz o la caña de azúcar, por lo que su procedencia es natural y se puede utilizar en cosmética natural. Actualmente existen fabricantes de alcohol etílico con certificación ecológica, aunque el precio es algo superior con respecto al que carece la certificación ecológica. 

Para que el alcohol etílico no pueda ser utilizado por ingestión con fines recreativos, se desnaturaliza (INCI: Alcohol denat.) con diferentes sustancias que le dan un sabor amargo y lo hacen una sustancia tóxica para el consumo por ingestión (2). Los fabricantes y proveedores de este alcohol desnaturalizado deben de indicar en la etiqueta que sustancia se ha utilizado, y ésta dependerá de la legislación vigente en el país dónde se haya fabricado. Este tipo de alcohol es algo menos natural por los aditivos que se incorporan, que suelen ser ftalatos, por lo que su uso está cuestionado en la cosmética natural.

Funciones principales del alcohol etílico en cosmética natural

Las funciones principales del alcohol en las formulaciones de cosmética natural son las de conservante, antiespumante, astringente, solubilizante y/o solvente. Es un ingrediente que tiene capacidad de solubilizar las grasas, por lo tanto, no estaría recomendado a dosis altas en cosméticos que tengan un contacto directo con zonas sensibles, ya que podría dañar el manto lipídico natural de la piel. Se considera que hasta un 5% puede utilizarse de forma segura en la aplicación cosmética, aunque este dato es muy variable según los estudios que se consulten. 

Las funciones principales del alcohol en las formulaciones de cosmética natural son las de conservante, antiespumante, astringente, solubilizante y/o solvente. Clic para tuitear

Alcohol etílico como conservante

Como conservante, se considera que tiene propiedades antimicrobianas cuando se emplea por encima del 20%, por lo que se puede utilizar en las formulaciones cosméticas, bien como único conservante, o bien como un ingrediente más que forme parte de un sistema de conservación. Es decir, se podría añadir en un porcentaje inferior al 20% para reforzar la protección microbiológica del producto cosmético (3). No es habitual utilizar el alcohol etílico como único conservante de la fórmula, ya que es una materia prima de elevado coste que debe de ser utilizada en grandes concentraciones, y esto encarece mucho el precio del producto final. 

No obstante, es un ingrediente que podemos tener en cuenta en nuestras formulaciones a porcentajes algo más bajos, de entre el 3% y el 10%, según la fórmula final. 

Con esta función conservante y antimicrobiana, lo podemos encontrar, por ejemplo, en los geles hidroalcohólicos desinfectantes. También podemos ver que aparece en las primeras posiciones de la lista de ingredientes de otros productos dónde la volatilidad es un rasgo característico y necesario en la aplicación del cosmético, por ejemplo, en los perfumes. Para entender mejor cómo funcionan los conservantes, puedes hacerlo en este artículo de nuestro blog o bien en nuestro curso de conservación

Alcohol etílico como antiespumante

Otra de las funciones para la que podemos aprovechar el alcohol etílico, es la de antiespumante. Y esta es una función muy interesante en la cosmética natural, ya que se suelen utilizar alcoholes grasos y otras materias primas que pueden incrementar el “efecto jabón” o “blanqueante” en la aplicación, fundamentalmente de emulsiones cosméticas. Pues bien, en estos casos, el alcohol etílico es un gran aliado ya que a bajas concentraciones (entre el 2%-5%) atenúa y puede hacer desaparecer este efecto “foam” o “foaming”, que habitualmente no gusta al consumidor final.

Alcohol etílico como astringente

La función como astringente se utiliza para mejorar el tacto final en las fórmulas, ya que, como hemos dicho anteriormente, es un ingrediente volátil. Esto hace que su incorporación en concentraciones del 3-5%haga que el efecto final a nivel sensorial sea más seco. 

Podemos aprovechar esta característica para aquellas formulaciones en las que la proporción de grasa sea elevada, pero en las que no nos interese que el efecto final sea aceitoso sino más bien seco. Por ejemplo, podemos añadir una pequeña proporción de alcohol etílico en fórmulas que contengan aceites más pesados o de alta extensibilidad, pero en las que al final queramos disminuir el efecto graso o brillante. Sería el ejemplo de un serum capilar con alto contenido en aceites, el de un desodorante (que necesitamos que se seque rápido) o de una crema solar que pueda contener una alta proporción de filtros solares oleosolubles. Para aprender a formular este tipo de productos disponemos de nuestro curso de formulación cosmética natural capilar y de formulación cosmética avanzada. Aunque la formulación de protectores solares no se contempla en ninguno de ellos. 

El alcohol etílico es un astringente que se puede utilizar en aquellas formulaciones en las que la proporción de grasa sea elevada, pero en las que no interesa que el efecto final sea aceitoso. Clic para tuitear

El alcohol etílico como solvente y solubilizante

Cualquier formulador que se inicie en cosmética natural, verá rápido que el alcohol etílico es un ingrediente multifuncional que puede ser un gran apoyo en el laboratorio por su capacidad solvente de diferentes ingredientes. Utilizar el alcohol etílico como sostén en solubilizaciones o como “carrier” de activos son estrategias muy utilizadas a nivel cosmético. 

Con el uso del alcohol etílico, se pueden solubilizar ingredientes o ayudar a incorporarlos en la matriz cosmética en diferentes proporciones. Al igual que en el caso de la conservación, se puede añadir como coadyuvante de sistema de solubilización, permitiendo de esta forma disminuir los propios solubilizantes. También sirve como apoyo en la adición de productos en polvo que son solubles en alcohol etílico. De hecho, algunos ingredientes cosméticos, se comercializan en base a Alcohol Denat. Como solubilizante o coadyuvante de la solubilización se usa habitualmente en concentraciones que van del 0.5% al 5-10%, dependiendo de la fórmula.

¿Cómo utilizar el alcohol etílico dentro de una formulación cosmética?

Como se ha avanzado al principio del post, el alcohol etílico en un ingrediente cosmético volátil, y tendremos que considerar esta característica a la hora de introducirlo a nuestras fórmulas. Algunas recomendaciones que se deben seguir son las siguientes:

  • No calentarlo nunca, ya que perderemos proporción del ingrediente.
  • Añadirlo en frío, al final del proceso de fabricación de la muestra.
  • Durante la fabricación, y cuando se trate de manipular grandes cantidades de alcohol, se deben de utilizar unas instalaciones especiales de seguridad.
  • Cuando lo vayamos a incorporar para mejorar la solubilidad de algún ingrediente, empezar siempre utilizando cantidades pequeñas e ir incrementando de forma progresiva para optimizar su uso.

Tal y como se ha ido comentando, las dosis de uso son variables en función del objetivo, yendo del 0.5% hasta el 10%-15%, e incluso el 20% o superior. En los geles hidroalcohólicos desinfectantes se suele utilizar entre un 65-70%.

Ejemplos de uso en fórmulas

A continuación, os dejamos una formulación de ejemplo, en base acuosa, que os puede servir de inspiración para incluir el alcohol etílico en vuestras formulaciones. Podéis encontrar fórmulas como ésta y también con alcohol etílico pero en base oleosa, en el curso de cosmética natural capilar de nuestra escuela.

Sérum capilar reparador anti-frizz

Fase A
  • Aqua up to 100,00%
  • Glicerina vegetal (Glycerin) 5,00%
  • Goma guar (Guar gum) 0,15%
Fase B
  • Extracto de germen de trigo (Aqua, Triticum Vulgare Germ extract, Glycerin) 6,00%
  • Hidrolato de naranja (Citrus Aurantium Amara Flower Water,Sodium Benzoate, Gluconolactone, Calcium Gluconate) 8,00%
  • Alcohol desnaturalizado (Alcohol Denat) 4,00%
  • Pantenol (Panthenol) 0,50%
  • PCA Glyceryl Oleate 1,00%
Fase C
  • Euxil K 712 (Aqua, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate) 1,00%
  • Ácido láctico (Lactic Acid) up to pH 4.5

Procedimiento

  1. Dispersar la fase A mezclando bien la glicerina con la goma guar y añadiéndola al agua templada a 50ºC. Dispersar esta mezcla durante 20 minutos (150 rpm). Dejar enfriar a temperatura ambiente.
  2. Mezclar los ingredientes de la fase B, y añadirlos bajo agitación mecánica a la mezcla anterior. Dispersar los ingredientes durante 20 minutos más bajo agitación mecánica (100 rpm).
  3. Añadir el conservante manteniendo la agitación (100 rpm).
  4. Ajustar el pH final con ácido láctico (solución al 90%) o ácido cítrico (solución al 30%).
como formular con alcohol etilico

Desde nuestra experiencia como formuladoras, os animamos a que experimentéis con el alcohol etílico en las funciones que se han ido nombrando a lo largo del post para que, así, vayáis adquiriendo experiencia con este ingrediente tan interesante. 

Si te interesa la formulación cosmética natural, te recomendamos que te apuntes a nuestros cursos, encontrarás muchas ideas que te ayudarán a mejorar mucho tus formulaciones y a seguir avanzando en tu proyecto de cosmética natural.

Recuerda también suscribirte a nuestra newsletter para no perderte ninguna novedad y echarle un vistazo al blog para conocer todavía más a fondo todo lo relacionado con la cosmética natural.

Referencias bibliográficas

  1. Streitwieser A, Heathcock CH. Introduction to organic chemistry. 1976;1279. The HLB SYSTEM a time-saving guide to emulsifier selection ANTICIPATING NEEDS. 1976.
  2. CosIng – Cosmetics – GROWTH – European Commission [Internet]. [cited 2022 Mar 19]. Disponible en: https://ec.europa.eu/growth/tools-databases/cosing/index.cfm?fuseaction=search.details_v2&id=74174
  3. Preservatives Used in Personal Care Products – ASCC – Australian Society of Cosmetic Chemists [Internet]. [cited 2022 Mar 19]. Disponible en: https://ascc.com.au/preservatives-used-in-personal-care-products-2/

NUESTROS CURSOS

NUESTRO PODCAST

POSTS DESTACADOS

ÚNETE A MENTACTIVA CON ESTA CALCULADORA

Acepto la política de privacidad. Al unirte, aceptas recibir comunicaciones comerciales de Mentactiva, puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento y consultar nuestra política de privacidad.
Te llamamos

¿Tienes alguna duda? Te llamamos gratis y sin compromiso. Déjanos tu teléfono y nos podremos en contacto contigo a la mayor brevedad.

Nuestro horario de atención es de 9:00 a 15:30 CEST

Abrir chat
1
Necesitas ayuda para escoger un curso?
Mentactiva: Hablamos en WhatsApp?
Hola! Soy Carmen, tienes dudas sobre los cursos?