El pH de la piel

pH de la piel

El pH de la piel puede variar en función de varios factores. Como vimos en el post sobre pH en los productos cosméticos, éste es un parámetro de la piel que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar nuestros productos. El objetivo es el máximo respeto a la fisiología cutánea.

Recordemos… ¿qué es el pH?

Es un valor numérico que expresa el nivel de acidez o alcalinidad de una solución. El pH (o potencial de hidrógeno) determina el grado de acidez o alcalinidad que tiene una sustancia, y se mide en una escala de 0-14. De 0 a 7 el pH es ácido, 7 el pH es neutro y de 7 a 14 el pH es alcalino (o básico).

Cuando decimos que lo mejor para la piel es un “pH neutro” no nos referimos a un pH 7 sino a un pH fisiológico, o natural de la piel. Éste pH fisiológico puede oscilar entre 4 y 7 según la zona del cuerpo, la edad o incluso el color de la piel.

Factores que influyen en el pH de la piel

Según diferentes estudios y mediciones, se puede decir que el pH natural de la piel está en torno a 4,7. Como vemos, es un pH considerado ácido. Esta acidez es un mecanismo fisiológico para protegernos contra infecciones microbiológicas. Por ello podemos también escuchar que la piel está recubierta de un manto ácido protector.

El pH natural de la piel está en torno a 4,7. Es un pH considerado ácido. Esta acidez es un mecanismo fisiológico para protegernos contra agresiones externas. Clic para tuitear

El pH cutáneo depende tanto de factores endógenos como exógenos. Veamos cuáles son.

pH de la piel_piel

Desde el punto de vista endógeno el pH depende principalmente de:

  • Secreciones sebáceas y ecrinas (glándulas sudoríparas).
  • Estado de hidratación de la piel: el pH ácido favorece la descamación natural de la piel, mientras que la elevación del pH puede hacer que este mecanismo se vea afectado y puedan aparecer signos de sequedad o escamas.
  • Estado cualitativo y cuantitativo del microbioma cutáneo: un pH ácido favorece el desarrollo de la flora cutánea mientras que un pH más básico puede favorecer la colonización de bacterias patógenas.
  • Composición cualitativa y cuantitativa del manto hidrolipídico: éste es de carácter ácido por la presencia de ácidos como el láctico, presente en el FHN (factor hidratante natural). También los ácidos grasos libres (FFA) presentes de forma natural en el estrato córneo aportan acidez al manto.

Desde el punto de vista exógeno, el pH de la piel puede verse alterado por numerosos factores, como todos aquellos que conforman el exposoma cutáneo y que ya vimos en un artículo anterior. De todos los factores hay uno que podemos controlar como formuladores cosméticos: el pH de los productos que se aplican sobre la piel.

pH de la piel_limpieza

Productos cosméticos con un pH muy ácido o con un pH muy básico pueden alterar el pH fisiológico. Es el caso por ejemplo de los limpiadores. De este grupo, aquellos con un pH superior a 7 podrían provocar alteraciones que favorezcan la aparición de resecación e incluso irritación. En el otro extremo estarían productos ácidos como los que formulamos con alfa y beta hidroxiácidos. Estos productos necesitan estar en un pH entre 3 y 4 para ser efectivos. Por ello se aconseja su uso con precaución y en dosis progresivas, para comprobar la tolerancia de la piel frente a su uso.

Productos cosméticos con un pH muy ácido o con un pH muy básico pueden alterar el pH fisiológico. Clic para tuitear

Si quieres saber cómo corregir el pH de tu cosmético pásate por la entrada del blog o apúntate a nuestro curso de introducción a la formulación de cosmética natural para la piel. Formular con ácidos es un nivel más PRO, ¡ve al curso de formulación avanzada!

Variación del pH de la piel

Según la zona del cuerpo podemos encontrar diferentes valores de pH:

  • Rostro: 4 – 5,5
  • Cuero cabelludo: 4,5 – 5,5
  • Pelo: 4,2 – 5,5
  • Cuerpo: 5,5 – 6
  • Zona vulvo-vaginal: 4 – 5
  • Ojos (pH lágrima): 6,5 – 7,5

A lo largo de la vida también cambia el pH de nuestra piel. Así, según la edad podemos ver diferencias en el pH. En los recién nacidos el pH está entre 6,5 y 7. Conforme las secreciones se van normalizando el pH se acerca más a valores en torno a 5. De igual manera, en la vejez, con la descompensación de algunas secreciones el pH también puede afectarse y ser más básico.

El pH cutáneo depende tanto de factores endógenos como exógenos. Clic para tuitear

También se ha observado que el pH en pieles más oscuras (fototipos IV – V) es más ácido comparado con el de pieles claras (fototipos (I – II).

Conclusión

Con todo esto se puede concluir que el pH natural de la piel está en torno a 4,7. Según esto, para que nuestra piel esté sana, tendremos que hacer todo lo posible para que el pH se mantenga en estos valores.

Los alumnos de Mentactiva podrán encontrar en la biblioteca del campus artículos para ampliar conceptos sobre el pH de la piel. Y tú, ¿ya eres alumno?

pH de la piel_cosméticos

Referencias bibliográficas

1.Lucero, M. J. (Noviembre, 2017). El pH de la piel y los productos cosméticos. IV Jornada Nacional de Dermofarmacia. CGCOF, Madrid.
2.Lambers, H., Piessens, S., Bloem, A., Pronk, H. and Finkel, P. (2006), Natural skin surface pH is on average below 5, which is beneficial for its resident flora. International Journal of Cosmetic Science, 28: 359–370. DOI: doi:10.1111/j.1467-2494.2006.00344.x
3.Ali, S. M., & Yosipovitch, G. (2013). Skin pH: from basic science to basic skin care. Acta dermato-venereologica, 93(3), 261–267. https://doi.org/10.2340/00015555-1531
4.Shai, A., Maibach, H. I., & Baran, R. (2009). Handbook of cosmetic skin care. London: Informa Healthcare. 5.Pillai, S., Manco, M. and Oresajo, C. (2015). Epidermal Barrier. In Cosmetic Dermatology, Z.D. Draelos (Ed.). https://doi.org/10.1002/9781118655566.ch1

Escrito por María José Gea