Texturas cambiantes, experiencia sensorial a través de la cosmética natural

Texturas cambiantes_portada

Las texturas cambiantes son sin duda una muestra de la innovación constante en el sector cosmético. En los últimos años se ha ido viendo un avance progresivo hacia nuevas formas de entender los productos cosméticos, mucho más allá de la funcionalidad y actividad de sus ingredientes.

Este nuevo paradigma cosmético, incluye productos formulados que, además de mantener un alto nivel de eficacia, ofrecen durante la aplicación una experiencia sensorial al consumidor final. Mascarillas de burbujas, texturas sólidas que se transforman en polvo, o aceites que en contacto con agua cambian por completo su textura y sensorialidad, serían algunos de los ejemplos de innovación cosmética que se incluyen dentro de las denominadas texturas cambiantes y es uno de los temas que incluimos en nuestro curso de formulación avanzada.

Evolución de las texturas en cosmética natural

Si nos vamos aproximadamente unos 10 años atrás, los productos de cosmética natural ofrecían texturas que no destacaban especialmente por su alta cosmeticidad. A la hora del diseño y la formulación del cosmético, tenían mucho más peso factores como la sostenibilidad o el origen natural de los ingredientes que se iban a incluir en las fórmulas, que la propia sensorialidad del cosmético, y de alguna forma, se asumía que un producto de cosmética natural no podía ser natural, y tener un buen perfil sensorial y organoléptico a la vez. El motivo principal de que esto fuese así era la limitación de uso de ingredientes no considerados como naturales como, por ejemplo, las siliconas, con un perfil sensorial muy evidente y superior a otros ingredientes de origen natural.

En los últimos 2-3 años, gracias a la inversión en innovación llevada a cabo por los fabricantes de materias primas naturales, se ha mejorado la sensorialidad de ingredientes utilizados en cosmética natural. Clic para tuitear

Por suerte esto ha cambiado mucho en los últimos 2-3 años. Gracias a la inversión en innovación llevada a cabo por los fabricantes de materias primas naturales, y con el objetivo de mejorar la sensorialidad de emolientes y otros ingredientes utilizados en cosmética natural, se han podido igualar, casi mimetizando, el perfil sensorial de ciertos ingredientes sintéticos, utilizando para ello materias esencialmente naturales o de origen natural. Esto ha permitido a los fabricantes de cosmética natural poder ir ofreciendo cada vez más productos con texturas y perfiles sensoriales superiores a sus clientes.

Un reto técnico y sensorial

Crear texturas cambiantes en cosmética natural es todo un reto para el formulador, así como lo es para los fabricantes de materias primas crear ingredientes que faciliten este trabajo. Aunque sea complicado, no debemos dejar de intentarlo, y estar al día de los nuevos ingredientes que aparecen en el mercado y nos puede ayudar mucho a conseguirlo. Experimentar con nuevos ingredientes creando texturas innovadoras marcará un rasgo diferenciador muy apreciado por un consumidor cada vez más exigente.

Texturas cambiantes cuerpo 1

Además de todo lo comentado anteriormente a nivel sensorial, existe un verdadero reto por parte de las marcas creadoras de productos de cosmética natural por sorprender al consumidor final creando texturas que sean capaces de transmitir una emoción, ya sea a la hora de hacer la compra, o en la aplicación. Que un cosmético pueda ser capaz de transformarse en algo distinto a lo esperado, es algo que resulta realmente atrevido a nivel técnico, y divertido a nivel sensorial, y con frecuencia, es algo que puede crear una fuerte adhesión del cliente al producto.

En este punto, cabe destacar que la tendencia en aumento de las texturas cambiantes va muy en línea con lo que se denomina cosmética emocional o neurocosmética. Ambos conceptos están relacionados con el bienestar a nivel holístico e integral, dando importancia tanto a la parte física, como a las emociones que se generan a través de la aplicación de los cosméticos. Si te interesa la cosmética emocional y quieres saber más sobre marketing sensorial, visita este enlace de nuestro blog.

La tendencia en aumento de las texturas cambiantes va muy en línea con lo que se denomina cosmética emocional o neurocosmética. Clic para tuitear

Texturas cambiantes

A continuación vamos a estudiar un poco más de cerca este tipo de texturas, y para ello hemos escogido cuatro tipos de texturas cambiantes que podemos encontrar en el mercado, algunas de ellas diseñadas con ingredientes naturales. Con estos ejemplos, además de poner de manifiesto la tendencia de texturas cambiantes, pretendemos ofreceros ideas para que podáis investigar en vuestros laboratorios. Algunas de estas texturas no son fáciles de llevar a cabo a nivel técnico utilizando exclusivamente productos naturales, por ello os damos algunas claves que os pueden ayudar a lograrlo, o al menos intentarlo.

Experimentar con nuevos ingredientes creando texturas innovadoras marcará un rasgo diferenciador muy apreciado por un consumidor cada vez más exigente. Clic para tuitear

Cream to oil emulsions (de crema a aceite)

Son cremas o bálsamos de viscosidad media, que pueden ir envasados en tarros o envases tipo airless. Al aplicarlos sobre la piel y hacer un pequeño masaje se transforman en aceite. Este efecto permite masajear por más tiempo la zona dónde se está aplicando el producto y da un efecto de perpetuidad en la aplicación. Este tipo de preparaciones son muy útiles para productos de masaje, impidiendo así la incomodidad de que el aceite pueda gotear durante la aplicación.

Las “creams to oil” suelen ser emulsiones O/W dónde la fase interna es muy grande, es decir, hay una gran proporción de aceites con respecto al agua (sobre un 40%). Como la fórmula, por su alto contenido en aceites, está técnicamente al límite, al hacer presión física mediante el masaje, la emulsión se desestabiliza y se acaba “rompiendo” encima de la piel, liberando todo el aceite sobre la superficie de aplicación. Este tipo de texturas cambiantes también se pueden conseguir combinado diferentes aceites y ceras con puntos de fusión cercanos a la temperatura de la piel, aproximadamente de 36ºC y ayudándonos para tener algo más de textura con algún espesante de aceites como el Dextrin Palmitate.

Las “creams to oil” suelen ser emulsiones O/W dónde la fase interna es muy grande, es decir, hay una gran proporción de aceites con respecto al agua (sobre un 40%). Clic para tuitear

Quick break emulsions (emulsión de fácil ruptura)

En este caso el proceso es el mismo, sólo que se trata de emulsiones W/O dónde la fase interna es el agua, y nuevamente la proporción de esta fase es demasiado grande. Este hecho, al igual que anteriormente, hace que al aplicar el producto también se desestabilice. Al ocurrir esto se libera el agua en forma de gotas proporcionando la sensación de una textura muy acuosa. Son lociones con poca extensibilidad debido a la poca concentración de aceite que contienen, pero que visualmente proporcionan gotículas acuosas en la superficie de aplicación, dando una sensación de mucha frescura.

Mousse to powder (de mouse a polvo)

Las texturas que se convierten en polvo al aplicarse sobre la piel se suelen utilizar para productos con color. Es el ejemplo de algunos maquillajes de lujosas marcas de cosméticos. La sensación que se produce es muy agradable ya que durante la aplicación vemos y sentimos como desaparece prácticamente todo el producto encima de la piel, transformándose en polvo y dejando únicamente la tonalidad de color deseada.

En cosmética natural, aunque existen limitaciones, este tipo de texturas se pueden conseguir utilizando almidones y ceras modificadas.  Si combinamos diferentes tipos de ceras y mantecas también podemos crear efectos transformadores sobre la piel.

Oil to milk (de aceite a leche)

Este tipo de textura cambiante se utiliza especialmente en la formulación de productos de eliminación, como geles de baño, limpiadores o mascarillas faciales.  Habitualmente son productos que contienen un alto porcentaje de aceites, o de aceites y glicerina, dónde el emulsionante o compuesto tensoactivo es el ingrediente clave. En algunas ocasiones, y dependiendo de la combinación de aceites y ratios de los ingredientes utilizados en la formulación, este tipo de formulaciones oleosas pueden llegar a gelificarse, dando como resultado un producto de partida gel en vez de aceite, por tanto, la transformación será de gel a leche. El Sucrose Laurate es el ingrediente clave en las mezclas comerciales utilizadas para obtener este tipo de texturas cambiantes.

Para obtener la trasformación durante la aplicación en la piel es necesario humedecer la piel con agua. De esta forma se forma una emulsión “in situ” que es la que proporciona el efecto transformante.

Inspírate

A continuación os dejamos algunos ejemplos del mercado, a modo de inspiración:

  • Remedy cream to oil de Comfort Zone: Este producto es un limpiador facial que se aplica sobre el rostro seco haciendo un suave masaje. Durante el masaje el producto se transforma de crema a aceite. Después hay que retirarlo con agua.
    Si miramos su composición (que no es natural), vemos que el primer ingrediente es un aceite de polaridad media (INCI: Caprylic/Capric Triglyceride). Al ser una emulsión de fase externa agua y contener una gran cantidad de fase interna, tal y como se ha explicado anteriormente, el producto libera el aceite produciendo el efecto transformador sobre la piel.
  • Magic gel to milk de Honest Beauty: Este producto también es un limpiador facial. En este caso la transformación se produce al mezclar el producto (gel) con agua sobre la piel. Si nos vamos a su listado de ingredientes (Caprylic/Capric Triglyceride, Glycerin, Water (Aqua), Sucrose Laurate, Rosa Damascena Flower Water, Caprylyl Glycol, Sucrose Stearate, Sucrose Palmitate, Kaolin, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Citric Acid), nuevamente el primer ingrediente es un aceite. Después aparece la glicerina que es un ingrediente fundamental para formular este tipo de productos, y que forma parte del ingrediente clave, un conocido espesante de aceites cuya fórmula contiene Sucrose Laurate.
    La fórmula de este producto por su composición sí que se puede considerar natural y podría servir como base para un nuevo desarrollo.
  • Blue Therapy cream to oil de Biotherm: Aunque no se trate de un producto natural, es un ejemplo de emulsión dónde se ha jugado con el punto de fusión de diferentes componentes para crear una sensación transformadora durante la aplicación.
  • Bubble mask de Rituals: Esta mascarilla es un ejemplo de textura cambiante que sorprende al consumidor con una transformación del producto durante la aplicación. Tendría un efecto sobre las emociones ya que la transformación resulta cuanto menos divertida. El ingrediente clave para hacer este tipo de formulaciones no es un ingrediente natural (INCI: Methyl Perfluorobutyl Ether).
  • Elixir de aceites de Darphin: Este es un claro ejemplo de emulsión dónde se ha utilizado diferentes aceites y mantecas con puntos de fusión y perfiles sensoriales distintos. El objetivo es que durante la aplicación el efecto final sea de un aceite. En el listado de ingredientes encontramos ingredientes como la manteca de karité, el aceite de jojoba, almidón de maíz y ceras que contribuyen a crear este efecto de textura cambiante.
  • Sunday Riley gel de agua matificante de Martian: Este producto se presenta en forma de gel que se transforma en tónico durante la aplicación. Entraría dentro del tipo de texturas “watery textures” de la cosmética koreana o K-beauty, dónde el agua es un ingrediente presente a nivel de sensorialidad.
Texturas cambiantes cuerpo 2

Al aportar una experiencia al consumidor, ya sea a través de texturas cambiantes o de sistemas de aplicación que sorprendan, estamos yendo mucho más allá de lo meramente físico. Estamos añadiendo un componente emocional al cosmético que sin duda va a causar un efecto positivo en el consumidor, aumentando su bienestar.

Si te interesan las texturas cambiantes, y quieres aprender más sobre ellas y otras tendencias innovadoras en cosmética natural, apúntate a nuestro curso de formulación avanzada. Allí encontrarás muchas ideas que te ayudarán a mejorar mucho tus formulaciones y a seguir avanzando en tu proyecto de cosmética natural.

Si quieres estar al día de las noticias del blog y las promociones, apúntate a la newsletter.

Recursos bibliográficos

1. EWG Skin Deep® | ¿Qué es METHYL PERFLUOROBUTYL ETHER? [Internet]. [consultado 12 junio 2020]. Disponible en: https://www.ewg.org/skindeep/ingredients/720675-METHYL_PERFLUOROBUTYL_ETHER/
2. The Ritual of Holi Bubble Mask | haz tu pedido online en RITUALS [Internet]. [consultado 12 junio 2020]. Disponible en: https://www.rituals.com/es-es/the-ritual-of-holi-bubble-mask-1102470.html
3. BLUE THERAPY CREAM-IN-OIL, sérum reafirmante de Biotherm [Internet]. [conusltado 12 junio 2020]. Disponible en: https://www.biotherm.es/tratamientos-para-mujer/rostro/categoria/tratamiento-de-dia/blue-therapy-cream-in-oil/BIO116048.html
4. Innovación en maquillaje y cuidado de la piel: el Grupo Alkos lanza texturas sorprendentes – Premium Beauty News [Internet]. [consultado 12 junio 2020]. Disponible en: https://www.premiumbeautynews.com/en/makeup-and-skincare-innovation-the,6983
5. ELIXIRES DE ACEITES ESENCIALES – Crema-aceite Néctar de 8 flores | Darphin [Internet]. [consultado 12 junio 2020]. Disponible en: https://www.darphin.eu/es/es/product/21746/37507/skincare/category/oil-oil-hybrid/essential-oil-elixir–8-flower-nectar-oil-cream/overnight-total-rejuvenation-with-8-potent-flowers#/sku/65680
6. Sucragel® AOF – Ingredientes de alquimia [Internet]. [consultado 12 junio 2020]. Disponible en: https://alchemy-ingredients.com/products/sucrose-based-products/sucragel/sucragel-aof

Escrito por María Cerdán. Tutora de Mentactiva.