El cannabidiol o CBD como materia prima en cosmética natural

Cbd o cannabidiol en cosmetica natural

El uso del cannabidiol o CBD en cosmética natural es cada vez más popular entre los consumidores y muchas marcas se lanzan a la creación de productos que incluyen esta materia prima.

¿Qué es el cannabidiol o CBD?

El cannabidiol (CBD) es una molécula que se encuentra en diferentes especies del género Cannabis.

Cannabis sativa contiene mayoritariamente unas moléculas conocidas como cannabinoides. Los más importantes son el ∆9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Aunque estructuralmente son muy parecidos (Ilustración 1), el cannabidiol no posee la actividad psicoactiva que caracteriza al THC.

Ilustración 1. Estructura química del cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC).

Además, dentro de la planta también hay terpenos (son los que aportan el aroma y el olor) y flavonoides. En las semillas se encuentran ácidos grasos esenciales de la familia de los omega 3 y omega 6, cuyo beneficio para la piel es ampliamente conocido.

La variedad cáñamo es la que posee mayor concentración en CBD y menor en THC que la variedad marihuana.

El CBD en cosmética natural. ¿Cómo actúa en la piel?

En el cuerpo humano también hay cannabinoides (endocannabinoides) como por ejemplo la anandamida.

En la piel, igual que en otras partes del cuerpo, hay receptores de cannabinoides (CB1 y CB2). Éstos forman parte de un sistema endocannabinoide que está implicado en el mantenimiento de la homeostasis de la piel así como la función barrera de la misma a través de su activación a nivel, por ejemplo, de las glándulas sebáceas.

En el cuerpo humano también hay cannabinoides (endocannabinoides) como por ejemplo la anandamida. Clic para tuitear

Los receptores CB1 y CB2 se encuentran a distintos niveles de la piel: queratinocitos de la epidermis, sebocitos de la glándula sebácea, folículo pilosebáceo o en células sensoriales en la dermis.

El sistema endocanabinoide está implicado en distintos estados y/o patologías cutáneas como la sequedad cutánea o el acné por su acción sobre los sebocitos.

Según algunas fuentes el CBD actúa como adaptógeno, lo que significa que es capaz de aumentar la capacidad de adaptarse a factores ambientales y evitar el daño causado por los mismos.

CBD en cosmética natural

Situación regulatoria actual

El cannabidiol se encuentra en una situación regulatoria un tanto compleja. Si atendemos a la regulación de materias primas cosméticas derivadas del cannabis hay diferentes situaciones, basadas en el origen del extracto.

En Europa está permitido el cultivo de la variedad cáñamo de Cannabis sativa siempre y cuando la concentración en THC no supere el 2%. Por tanto, todas las materias primas que se usan en cosmética deben provenir de cultivos de cáñamo industrial (7).

Partiendo de esta base, en la Convención Única sobre Estupefacientes (firmada en Nueva York el 30 de marzo de 1961) se considera estupefaciente al cannabis, su resina, extractos y tinturas. En el Anexo II del Reglamento (CE) 1223/2009 (6) en el que se listan las sustancias cuyo uso está prohibido aparecen los estupefacientes (entrada 306) como sustancias prohibidas. Por lo tanto, el cannabis, su resina, extractos y tinturas no se podrían usar en cosmética (8).

Sin embargo, quedan excluidos de la clasificación como estupefacientes las semillas y las hojas de cáñamo. Así, encontramos como materias primas derivadas del cáñamo para uso cosmético entre las que se encuentra el aceite de semillas de cáñamo (Cannabis Sativa Seed Oil).

Si volvemos a centrar la atención en el cannabidiol como materia prima aislada tenemos que hacer un análisis de su situación regulatoria actual. En la Unión Europea, la Comisión Europea se ha pronunciado diciendo: “El cannabidiol no está incluido como tal en la Convención Única sobre Estupefacientes del 1961. Por tanto, se considera al cannabidiol fuera del alcance del Anexo II, del Reglamento (CE) 1223/2009 en la entrada 306. Sin embargo, si se prepara a partir de sustancias prohibidas como los extractos, las resinas o las tinturas de Cannabis Cannabidiol si que se considera dentro del alcance de la prohibición.”. En base a esto, actualmente en la Unión Europea estaría permitido el uso de cannabidiol siempre y cuando no venga de partes de la planta que están consideradas como estupefacientes. Así, actualmente estaría permitido el uso de cannabidiol sintético u obtenido a partir de las semillas y hojas.

En este análisis no debemos perder de vista la regulación que aplica en cada país, ya que pueden tener requisitos adicionales a esta visión global de la Unión Europea.

Desde el punto de vista regulatorio, lo más simple sería usar cannabidiol sintético ya que de esta manera te aseguras de que no estás incumpliendo ningún apartado referido al origen del CBD o al posible contenido en THC. Si nos decantamos por usar extracto de origen natural, debemos tener toda la documentación que acredite las partes de la planta que se han usado y también convendría tener un análisis del contenido en THC del extracto. Todo ello de cara a poder presentarlo en caso de ser requerido por las autoridades sanitarias.

Existen materias primas derivadas del cáñamo que pueden usarse para uso cosmético entre las que se encuentra el aceite de semillas de cáñamo (Cannabis Sativa Seed Oil). Clic para tuitear

Debido al creciente interés por el uso de esta materia prima y atendiendo a que no presenta actividad psicoactiva, se han propuesto cambios en la Convención Única sobre Estupefacientes para hacer una distinción que excluya a aquellos productos que contengan alto contenido en cannabidiol y menos del 0,2% de THC (8). Si esto llegara a ocurrir estos productos ya no estarían incluidos en la entrada 306 del Anexo II del Reglamento (CE) 1223/2009.

Materias primas alternativas

Como ya hemos visto, podemos usar el CBD en cosmética natural como materia prima aislada (origen sintético) o como extracto a partir de partes de la planta permitidas. El uso del extracto, aunque conlleva el estudio de documentación asociada para tener claro el origen y el contenido en CBD y THC, tiene la ventaja de que puede tener otros componentes como flavonoides o terpenos que también están presentes en Cannabis sativa.

Os proponemos una alternativa al CBD en formulación de cosmética natural. Un producto lanzado recientemente que actúa sobre receptores de cannabinoides. El producto en cuestión es AnnonaSense CLRTM (13) un extracto de chirimoya (INCI: Annona Cherimola Fruit Extract) distribuido en España por Inquiaroma. Su acción también es adaptogénica, de manera que ayuda a mantener la homeostasis cutánea.

Si quieres aprender como incorporar estas materias primas en diferentes tipos de productos y empezar o mejorar tus conocimientos sobre formulación cosmética, te ayudamos con el curso de Introducción a la Formulación de Cosmética Natural para la Piel (IFCNPP).

Escrito por María José Gea. Tutora de Mentactiva.

Actualizado 09 de abril de 2020

Referencias

1. Kinga Fanni Tóth, Dorottya Ádám, Tamás Bíró, Attila Oláh. Cannabinoid Signaling in the Skin: Therapeutic Potential of the “C(ut)annabinoid” System. (2019) Molecules, 24(5), 918. https://doi.org/10.3390/molecules24050918
2. Oláh A, Tóth BI, Borbíró I, Sugawara K, Szöllõsi AG, Czifra G, Pál B, Ambrus L, Kloepper J, Camera E, Ludovici M, Picardo M, Voets T, Zouboulis CC, Paus R, Bíró T. Cannabidiol exerts sebostatic and antiinflammatory effects on human sebocytes. (2014) The Journal of Clinical Investigation. 124(9):3713-24. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25061872
3. Biro, Tamás & Toth, Balazs & Haskó, György & Paus, Ralf & Pacher, Pal. The endocannabinoid system of the skin in health and disease: novel perspectives and therapeutic opportunities. (2009) Trends in pharmacological sciences. 30. 411-20. doi:10.1016/j.tips.2009.05.004
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19608284
4. Federica Pellati, Vittoria Borgonetti, Virginia Brighenti, Marco Biagi, Stefania Benvenuti, and Lorenzo Corsi, “Cannabis sativa L. and Nonpsychoactive Cannabinoids: Their Chemistry and Role against Oxidative Stress, Inflammation, and Cancer,” BioMed Research International, vol. 2018, Article ID 1691428, 15 pages, 2018. https://doi.org/10.1155/2018/1691428.
5. Papaseit E, Pérez-Mañá C, Pérez-Acevedo AP, Hladun O, Torres-Moreno MC, Muga R, Torrens M, Farré M. Cannabinoids: from pot to lab. Int J Med Sci 2018; 15(12):1286-1295. doi:10.7150/ijms.27087. Available from http://www.medsci.org/v15p1286.htm
6. Reglamento (CE) 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, sobre los productos cosméticos. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=celex%3A32009R1223
7. http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/noticias_y_actualizaciones/noticias/2019/caniamo.htm
8. Cid, M. Situación regulatoria del Cannabis y sus derivados (2019) Noticias de cosmética y perfumería (NCP) 367. 62-65.
9. https://www.fda.gov/news-events/public-health-focus/fda-regulation-cannabis-and-cannabis-derived-products-questions-and-answers
10. https://www.cosmeticsdesign-europe.com/Article/2019/02/15/How-the-CBD-trend-is-unfolding-in-Europe
11. https://www.cosmeticsandtoiletries.com/regulatory/claims/Into-the-Weeds-Walking-the-Regulatory-Line-of-CBD-in-Cosmetics-511854642.html
12. http://www.ctpa.org.uk/news.aspx?pageid=302&newsid=82&archive=
13. https://www.clr-berlin.com/es/products/annonasense-clr/
14. https://www.cosmeticsdesign-europe.com/Article/2019/10/03/CBD-cosmetics-regulation-Europe-debunked